A los Socios de la Biblioteca

San Carlos Centro, enero de 2010.

Estimados asociados:

La biblioteca Popular Centro Rivadavia a través de su larga historia ha procurado cumplir con un propósito, el de generar en la comunidad sancarlina un espacio para compartir el acceso al conocimiento, el gusto por la literatura y otras actividades culturales, a través de acciones concretas tales como, por ejemplo: la conformación de un fondo bibliográfico en constante crecimiento, talleres literarios para niños y adultos, material escolar para alumnos y docentes, talleres de idioma y de apertura a la comunidad a partir de las diferentes relaciones interinstitucionales.

Este esfuerzo, ha tenido su recompensa en la gran cantidad de asociados que diariamente visitan nuestras instalaciones y en el reconocimiento de la Comisión Nacional protectora de Bibliotecas Populares (CONABIP), que nos ha otorgado la categoría más alta a la cual puede aspirar una Biblioteca Popular, por la excelencia de sus servicios.

Desgraciadamente, este esfuerzo cultural, corre el riesgo de perderse debido al estado de deterioro que presenta actualmente el edificio que ocupamos. Como en otros años, en este mes de enero se ejecutaron obras de mantenimiento en el Cine Rivadavia, que dejaron al descubierto fallas estructurales serias que nos obligan a tomar la decisión, difícil pero necesaria, de no reabrir en el lugar actual y en la fecha prevista (01 de febrero), dado el riesgo que implica para el material bibliográfico y la seguridad de las personas.

La reparación de los daños estructurales y recuperación total del edificio, no puede ser solventada con los recursos económicos que posee la institución, ya que los mismos son suficientes para sostener solamente el óptimo funcionamiento de los servicios que se brindan y no para realizar una inversión de enormes proporciones como la que demanda el Cine Rivadavia, al cual tuvimos que recurrir en su momento con carácter de urgencia, luego de que fuimos intimado por parte de la Municipalidad, en el año 2005, a abandonar el Museo de la Colonia.

En estos momentos, estamos abocados a buscar un lugar para funcionar transitoriamente y poder continuar brindando, (aunque posiblemente de manera restringida), los servicios que ustedes se merecen y evitar de este modo un cierre definitivo de la institución hasta encontrar una solución adecuada a la falta de un edificio.

En los próximos meses estaremos realizando diversos beneficios tendientes a recaudar fondos que nos permitan encontrar una salida a esta crisis edilicia, necesitamos que nos acompañen participando de estas actividades y siendo asociados de la Biblioteca Popular Centro Rivadavia, que en el año 2011 cumplirá sus primeros cien años como la única institución de este tenor en nuestra localidad.

Otro tema de gran importancia reviste el futuro del Cine Teatro Rivadavia, propiedad de la Biblioteca, que necesita una inversión millonaria para no sólo su restauración sino también para evitar su colapso en el corto-mediano plazo. El objetivo de la institución es que dicho predio y edificio continúe siendo un centro cultural como lo ha sido en los últimos cien años, no obstante los tiempos se acortan y la incertidumbre sobre su destino va en aumento. Se necesita despertar el interés de organismos nacionales, provinciales y municipales, o fundaciones privadas que puedan aportar los fondos necesarios para su recuperación, pero para que esto suceda necesitamos el apoyo de los asociados, de la ciudadanía y de las instituciones locales. La Comisión Directiva está comprometida a defender ese patrimonio que en definitiva nos pertenece a todos, ya que da alguna manera y en diferentes etapas de nuestras vidas fuimos contenidos por esas paredes que nos hicieron pasar un momento agradable, ahora es el momento de devolverle con nuestro apoyo y compromiso algo del esplendor que supo poner a nuestra disposición.

La Comisión Directiva.