Cuentos en verso para niños perversos por Roald Dahl

Los cuentos clásicos más famosos como nunca nadie los había contado: Cenicienta se casa con un fabricante de mermeladas; los siete enanos y “Blanquita” (Blancanieves) se dedican al juego, los tres osos se comen a la niña de los rizos de oro y Caperucita Roja se hace un abrigo con la piel del lobo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *